2/12/214 Recital CORAL DIVISI en el Museo de Historia de Valencia. Día Internacional de la discapacidad

 

 

 

La Coral Divisi, invitada por Javier Martí, director del Museo de Historia de Valencia, puso broche final al día dedicado a las personas con discapacidad con un recital entrañable. El grupo, dirigido por José Vicente De Sousa, entró en materia con tres espirituales negros Hear us, o Lord (Jens Johansen), Precious Lord (Thomas A. Doresey) y Good News (Arr. W. Kelber). Sufrimiento interno y superación de la adversidad. Mireia López, vocalizadora de la CD hipnotizó a los presentes en su introducción al tema de Th.A. Doresey.

Siguieron con una preciosa versión coral del tema de Raimon Canço de les mans, delicada melodía llena de fuerza y color; La flor de la canela de Chabuca Granda puso la nota romántica y dulce a la tarde... "déjame que te cuente limeña..."; Siguió una versión coral simpática y desenfadada del tema Desafinado de Tom Jobim, pieza compleja y divertida que sirivió para devolver al público a la realidad: “No es que desafine, es que canto bossa nova…” Las manos de Gema Morales crearon magia sobre el piano que acompañaba a la Coral DIVISI.

La última obra, ¿Can you hear me? (¿Puedes oírme?) fue el punto final perfecto para la jornada internacional dedicada a las personas con discapacidad, el museo se llenó de emoción.

El concierto fue traducido simultáneamente al lenguaje de los signos por personal especializado, los programas también estaban escritos en braille para facilitar el seguimiento del concierto a las personas sin visión, e incluso se representaban los temas bailando, para transmitir su sentido…

Fue un concierto especial, para gente normal en un entorno original: el MHV, antiguo depósito de agua que esta vez acogió en sus entrañas sonidos, vibraciones, ecos de voces que querían superar las barreras, las columnas y llegar de pleno al corazón de la gente. ¿Lo consiguieron?...

 

   

Algunos no la oían… otros no la veían, pero TODOS pudieron sentir el poder de la MÚSICA…

Texto y Fotos.- José L. Calatayud